Frutas: dos modos de madurar.

Hola Cocinerit@s, vamos hablar de algo que ya hace tiempo tenía pendiente, ¿cómo maduran las frutas? y que hacer para poder conservarlas mejor y más tiempo.

Los modos de madurar se clasifican de dos formas, por frutos ¨climatéricos¨ y ¨no climatéricos¨ y están definidos por el incremento o disminución de la tasa de respiración de estos frutos en su etapa de maduración, sí, he dicho bien, los frutos siguen vivos unas vez cortados y por lo tanto respiran. Aunque lo anteriormente está bien, aún es más correcto decir, que la forma de madurar viene definida por la capacidad que el fruto tiene de producir ¨etileno¨ (hormona de la maduración) y que a su vez genera más aumento (autocatálisis) de la tasa de respiración (gasta oxígeno y generan dióxido de carbono), activando una serie de rutas metabólicas que aceleran el proceso de maduración, de este modo la fruta empieza a cambiar rápidamente de color, sabor y textura debido a la actividad de las enzimas involucradas en este proceso.

etileno

Sin entrar en más explicaciones técnicas, la diferencia fundamental es que los frutos ¨climatéricos¨ siguen madurando tras la recolección, por lo que son recogidos en el momento óptimo de crecimiento (tamaño por ejemplo) y a la vez calculando el uso o actividad que se vaya a ejercer sobre el (transporte, conserva, procesado, etc), pudiéndose madurar posteriormente de modo natural o ayudándole mediante técnicas de post-recolección (CO2, etileno, etc.). Sin embargo los frutos ¨no climatéricos¨, no maduran tras su corte de la planta madre, por lo que deben ser recogidos en el momento que los azúcares, color o compacidad sean los deseados por el consumidor (ripening), ya que habrá mínimas variaciones en el tiempo tras su cosecha, y serán más de textura que de dulzor.

Pues de un modo rápido ya sabemos algo más de esta característica fundamental en la maduración de los frutos, pero ahora querréis saber que frutos son de un tipo o de otro, además de como poder mejorar la durabilidad de los frutos en casa y que frutos debes comprar ya maduros y cuales no es tan importante, pues vamos a ello.

Frutos climatéricos

plátanos

 higos

peras

kiwis

melocotones

mangos

tomates

melones

aguacates

TomateScience

Frutos no climatéricos

piñas

uvas

cerezas

granadas

pimientos

fresa

limones

naranjas

mandarinas

pepinos

Piña

Pues si quieres madurar o que no te maduren rápidamente las frutas, debes apartar las frutas climatéricas ya maduras de las que aún no lo están del todo, ya que la hormona de la maduración activará a estos frutos y madurarán rápidamente. Meter en una bolsa un fruto maduro con otros algo más verdes o tenerlos próximos entre si, acelera por lo tanto la maduración.

Un curiosidad sobre el vocabulario de estas fases:

La palabra ¨ripe¨(maduro) viene del inglés arcaico que significaba ¨listo para cosechar¨ y, lo mismo que ¨reap¨ (cosechar), se deriva de una raíz indoeuropea que significaba ¨cortar¨. A climatérico se le sigue el rastro hasta una raíz que significaba ¨inclinarse¨ o ¨apoyarse¨, que dio origen al griego ¨climax¨. Climatérico indica una fase crucial del vida, ya sea de una persona o de una fruta.

Bueno Cocinerit@s, espero que hayáis disfrutado de la entrada y espero escribiros pronto, saludos.